Un recorrido por la Ruta Histórica del Flypack
y una Mirada hacia el Futuro

Andrew Maisner,
President of TV Pro Gear

Construí mi primer Flypack en 1978 en mi cochera.

Greg Thomas (ahora jefe ingeniero del Canal de Tennis) Apenas había regresado de una asignación en Irán donde el estaba intentando (fallidamente) enseñar a los pilotos iraníes cómo utilizar el equipo de navegación en los jets F16 que nosotros le habíamos vendido al Shah. Él era joven y desempleado, sabía de electrónica más no sabía nada de video.

Yo también era jóven y tampoco sabía nada de video. Bueno casí nada. Compré una de las primeras (reel-to-reel) video grabadoras de carrete de Sony y una de las primeras cámaras portátiles.

Hasta este momento las cámaras pesaban más de 300 libras y las video grabadoras más de 600 libras. La grabación en locación no existía. De hecho, en esos días las noticias se filmaban en 16mm. Luego el negativo era llevado de manera inmediata a la estación de televisión para ser revelado. La cobertura del evento de una noticia no era posible aún.

Nuestro amigo Stanley X se vestiría en un smoking y saldría a la calle a filmar entrevistas al azar con la gente. La mayor parte de estas “bromas en video”. Invitariamos a cientos de personas a mi casa, lo que llamaríamos los primeros “videos gorilla.”

En el año de 1978 no existía el canal el español en Los Ángeles. ( ni en ningún lugar en los Estados Unidos). De cualquier manera tres mexicoamericanos se las ingeniaron para comprar tres horas diarias en el Canal 18 para transmitir programación en español. En esos días el fundador del movimiento de la Meditación Trascendental Maharishi Mahesh Yogi era dueño del Canal 18.

Durante dos horas al día los mexicanos repetían peliculas antiguas dobladas al español. Se necesitaban programas nuevos para cubrir una hora diaria como fuera posible. De alguna forma me localizaron y me preguntaron si yo podría realizar un programa en vivo de una hora diaria. Su presupuesto era de $400 dolares. Aunque yo no hablaba español desde luego que respondi, “ No Problem”. Me dijeron que iríamos al “El Club de Virginia” en el ghetto del Este de Los Ángeles y grabar ahí disco salsa dancers. Teníamos una semana antes de nuestra primera grabación.

First Flypack by Andrew Maisner
First Flypack,
by Andrew Maisner

Greg y Yo desmontamos la estufa, horno, fregadero y cama de mi camioneta rodante Chevy bubble de techo de burbuja. Construimos ahí el primer Flypack en mi patio trasero. Cosí la madera y le adherí un piso de formaica. Se veía solamente “Medio Mal”. De cualquier forma nos las arreglamos para poner en nuestras manos dos cámaras más y un switcher. No podíamos pagar un monitor así que utilizamos nuestras teles personales. Para el audio fuimos a Radio Shack y compré un micrófono “HI-Ball”.

No teníamos personal, recientemente me acababa de graduar de UCLA así que conseguí a algunos de mis hermanos de fraternidad y les ofrecí el pago de $30 dlls por noche más toda la cerveza que pudieran beber, (patrocinio del club) a cambio de ser los camarógrafos. Desde luego que ellos no tenían experiencia alguna. Les aseguré que no era importante su inexperiencia porque al final sería un programa que nadíe vería. (ó fue lo que pensé)

Para el Audio colocabamos un Micrófono en pedestal enfrente de la rockola que era utilizada para tocar la música. Hicimos a mano un póster que tenía un letrero que decía: “Disco Salsa Explosion”. Lo ajustamos propiamente enfrente de la rockola. Desvanecía en el letrero y luego disolvía mientras nuestro DJ decía “Yo soy Víctor Méndez con Disco Salsa Explosión”, luego disolvía hacia los bailarines mientras comenzaban a bailar. Después de algunas canciones volvíamos a la rockola y con el micrófono en mano decía: “Yo soy Víctor Méndez con Disco Salsa Explosión y aquí un comercial”. Y cuando escuchaba “Aquí un comercial” yo sabía que tenía que desvanecer a negro.

Old Flypack

Tan malos como hubieramos sido el público hispano amó el programa, debido a que no tenían nada con que compararlo. Así que filmamos el programa en la disco cada Jueves y Lunes por la noche en el Club de Mimi, (también el el ghetto del Este de Los Angeles).

Durante el día iríamos manejando detrás de los Mexicanos con los que realizamos el programa, a lo largo del Boulevard de Whittier en el Este de Los Ángeles para conseguir a nuestros anunciantes que fueron desde lotes de autos usados hasta Mueblerías. Cuando nuestros socios cerraban un trato bajabamos de nuestra Unidad Móvil y les hacíamos un comercial el 30 minutos que sería puesto al aire en nuestro próximo programa.

Eventualmente cuando nos dimos cuenta ya estábamos realizando 5 programas por semana. estábamos agarrando experiencia que no habría manera de obtener de otra forma. Después de seis meses mi equipo y yo estábamos desgastados y si bien nuestro equipo estaba destrozado. Logre de alguna forma que algunos amigos me prestarán dinero y fuimos capaces de construir finalmente un camión de alta calidad. Después de eso el resto es simplemente Historia.

En este punto realmente la ignorancia fue mi aliada. Si yo hubiera sabido un poquito de lo que después supe nunca hubiera logrado construir lo que hice.

En 1981 comenzamos a utilizar las cámaras de vanguardia de Phillips. Desde luego no existía algo como una cámara con una grabadora integrada. En la fotografía de la derecha usted ve nuestro primer Flypack de “1 Cámara”. Tenía una grabadora portátil ¾” que recibía la señal de la cámara.

En 1983 le dije a mi Jefe Ingeniero Greg Thomas (Quién tenía un título doble en Ingeniería Física y Eléctrica). Que se me ocurría algún día construir una cámara de video con una grabadora integrada. El me dió toda un discurso de las razones del por que algo así nunca podría suceder debido a la cantidad de datos y a la velocidad de lectura/inscripción del cabezal de una cinta en movimiento y algunas otras razones que no entendí. Al año siguiente Sony sacó al mercado la primera Betacam cámara grabadora de una pieza. Esto proclamó el final de filmar los noticieros.


La moraleja de la historia es: “Nadie sabe nada, especialmente los expertos”...

First OB sprinter
Andrew Maisner,
First Sprinter

En 1997 fundé TV Pro Gear. A la par estábamos construyendo muchos sistemas de edición Avid. También construimos un camión de 24´de gran capacidad para el Pastor de la Iglesia de the Hills.

En el 2004 fuimos contactados por la Iglesia Mosaic. Ellos nos pusieron en los servicios de diferentes lugares cada Domingo. Necesitaban un sistema portátil que pudiera ser trasladado de locación en locación. El resultado fue el Flypack de 3 cámaras fotografiado a la derecha. Era altamente confiable y creaba una gran calidad de imágen considerando la tecnología disponible en ese momento. Utilizamos cámaras CCD Hitachi.

Dense cuenta que esto fue construido mucho antes de la invención de los monitores con vista multiple. En el 2004 tenías que tener 8 monitores individuales uno para cada una de las cámaras y dos monitores grandes para programar y prever los cortes.

En el 2005 se nos requirió construir un Flypack para la productora de Video All star. Ellos eran contratados para grabar las competencias de Rodeo en cuarenta ciudades diferentes en un periodo mayor a dos meses. Sería transportado a cada locación por una camioneta Mercedes Sprinter. También contenía cámaras Hitachi. Despues de cuarenta días de rodaje en locaciones sucias y llenas de polvo el dueño del sistema regreso con nosotros para un “ajuste”, Felizmente les puedo decir que después de las capas de polvo ninguna parte del equipo en el Flypack necesitaba reparación.

De cualquier forma estaba mortificado debido a que las cajas contenedoras del Flypack mostraban señales de desgaste. Especialmente el interior del marco de madera y las barras de los estantes que estaban empotradas comenzaban a desalinearse y colgarse. También el relleno de esponja comenzaba a comprimirse. Con el tiempo pensé que esto le quitaría efectividad al impactante embalaje.

Decidí que podría revolucionar la manera en la que los Flypacks estaban siendo construidos por medio del uso de una estructura interna soldada de acero aunada al exterior de un contenedor de carga en madera forrado de distintas densidades de plásticos para absorber impactos. Debido a que estaba soldado la alineación de los estantes era precisa.

Para el 2006 los primeros monitores múltiples estaban disponibles, esto fue un gran avance. Tener que utilizar ocho monitores agregaba mucho peso y requería una gran cantidad de poder para funcionar. Cambiar a un pantalla de plasma de 42’ como monitor múltiple no solamente ahorró tiempo y energía sino también redujo los costos significativamente. Nosotros queríamos que el monitor de plasma se guardara de manera retráctil en el estuche del Flypack para transportarlo. Por suerte encontramos un fabricante de elevadores marítimos quienes ejecutaron nuestro diseño. Todos estos fueron diseñados para navíos de embarque que constantemente se mecían así que tenían el suficiente robustecimiento para detener el daño causado a nuestros Flypacks durante su traslado.

El nuevo diseño logrado del Flypack sobrepasa nuestras expectativas, llenamos las patentes inmediatamente.

Desde 2006 hemos estado diseñando y fabricando docenas de Flypacks, conforme avanza el tiempo estamos constantemente encontrando nuevas formas y métodos para refinar el diseño. Mucha de esta innovación ha sido posible gracias a las mejoras que los fabricantes de los componentes que utilizamos han realizado. En suma en tanto los componentes se reducen somos capaces de añadir mayor número de características como estaciones basadas en Fibra óptica, repetición instantánea y mucho más y mejores switchers y generadores de títulos.

A finales del 2013 tuvimos la iniciativa de crear mucho más pequeños, ligeros y económicos Flypacks. Los resultados de aquellos esfuerzos han dado frutos en los sistemas de dos estantes de ancho (two-rack wide) y en el de un estante de ancho (one-rack wide) fotografiados aquí.

A Partir del final del 2014 estarán los Flypacks con estructura interna de aluminio y coberturas de embalaje en fibra de carbono que pesan mucho menos y albergan mayor cantidad de equipo sin extender las dimensiones externas.

En TV Pro Gear estamos dedicados a crear cada Flypack un aún mejor que el último.